Brujas – Capítulo 4

Imagen de Michal Jarmoluk en Pixabay

Los Condes de Sotollano no pertenecían a la aristocracia de las revistas, y aun así, no podían evitar ciertas formas de hacer con las que ellos mismos se habían criado. Evidentemente conservaban bienes de sus familias que habían puesto a trabajar para vivir de las rentas, pero ninguno de los dos había renunciado a dedicar su tiempo a algo provechoso. Mientras Margarita Gutiérrez de Robles se ocupaba de la asesoría legal de una asociación de mujeres de Valladolid, Salvador Armero-Medina se ocupaba de la Biblioteca de la universidad. Adoraban a su hijo Roberto, el mayor de tres. Los gemelos nacieron años después de la partida de Carlota. Los padres de Roberto ya habían desistido y quizá por eso llegaron Ana y Samuel. 

Pero sus hermanos no eran como Carlota. Por muy divertidos que fueran esos bebés mocosos no veían el mundo como ella, y lo echaba de menos. En fin, no le quedaba otra que asumir que ella ya no estaba y dedicarse a otra cosa, así que estudió hasta el bachiller y se matriculó en la flamante Facultad de Ciencias de la Documentación de la Complutense.

En su inconsciente había quedado la imagen de un gran libro sobre la mesa en el que la madre de Carlota leía murmurando a veces y que curiosamente siempre terminaba de consultar cuando ellos llegaban. Después lo devolvía a una estantería que parecía hecha exclusivamente para ese libro porque, salvo los cuadernos de Carlota, ninguno más lo poblaba. Nunca estuvo al alcance de ellos y si alguna vez tuvo tentación de echar un vistazo, la propia Carlota se encargó de quitarle la idea: «Nadie más que su propietario puede ojear un libro de sombras».

Durante años buscó distraídamente algún libro que se pareciera a ese, pero no lo encontró. Y así terminó en el Archivo histórico de Toledo. Allí, donde Alfonso X, el sabio, creó la Escuela de Traductores en el siglo XII, algo debía haber que se le pareciese. Pero ni ahí, ni en el hermoso y antiguo paraje de Saint—Michel encontró lo que buscaba. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: