Etiquetas

, , , , , , ,

 Hace algunos meses que empecé a leer en inglés. No los textos adaptados sino textos completos, algo que el año pasado me parecía imposible hasta que no me quedó más remedio si quería saber como Charlotte Hawkins redimía a Guy de Gisborne de la mano de Cassia De Warren en The Tempest: A Guy of Gisborne Story (The Gisbornes, Book 1). Pero desde entonces me había alejado de los escritores de la propia tierra. Supongo que nada en español habia conseguido encender la chispa hasta hace cuatro días. El día que por pura casualidad tropecé con La saga de los longevos (La vieja familia) de Eva García Sáenz. Y me dispuse a seguir todos los pasos previos:

1. La portada es elegante. Todos sabemos que lo primero en actuar es el sentido de la vista.
2. Descripción y sinopsis. “¿Qué harías si tu jefe, un experto arqueólogo, te confesara que nació hace 10.300 años?” Arqueología, investigación cientifica, thriller y comportamiento humano. El mundo antiguo y el contemporáneo encajados en el mismo tiempo. Y por si fuera poco, todo lo necesario para explorar sobre la novela antes de empezar: Web oficial, blog, Facebook y Twitter. Toda una orgía de medios para una geek como yo. Obviamente el siguiente paso fue
3. la investigación. Un vistazo fue suficiente para ver que la novela se asentaba sobre sólidos cimientos así que pasé al último paso no sin antes averiguar que la autora vivía en Alicante. Por nimio que parezca el dato, saber que el escritor está cerca le hace uno sentirse bien.
4. El fragmento de prueba que Amazon pone disposición de todo el mundo de todos los libros fué el último punto porque compré la novela en cuanto terminé con ék y seguí a partir de ahí.

Setecientas veintiocho páginas en 3 días. Es difícil dejar de leer cuando un nuevo dato te lleva a otro, y a otro.

Nadie podría dudar, aun no teniendo pruebas, de que la novela está perfectamente documentada, con una riqueza de detalles en todos los aspectos que hace difícil desviar la atención fuera de ella. El entorno, la trama, los personajes, todos perfectamente ensamblados en un puzzle de 23500 piezas, tantas como años tiene el mayor de los Longevos.

Los personajes son especialmente interesantes; la frescura de Adriana al comienzo y su evolución a lo largo de toda la historia, la serenidad y el paternalismo de Héctor, la sensatez y el sentido de responsabilidad de Iago, el desenfreno de Jairo y el ansia de Kyra. Todos ellos con el peso de sus vidas sobre sus hombros, ya haya durado 30 años o 10.000. Incluso el personal del Museo arqueológico de Cantabria, donde se desarrolla casi toda la acción, hace que cualquiera de nosotros pueda sumergirse en la novela. Imágenes que cualquiera puede ver al salir a la calle y cazadores prehistóricos. Un anacronismo extremo y fascinante.

Una novela tiene un lenguaje perfectamente elegante y fresco al mismo tiempo.

Sinopsis:

Tras el suicidio de su madre cuando tenía quince años, Adriana se traslada a Madrid con su padre. Pero a los treinta, después de recorrer los yacimientos arqueológicos de toda Europa, deja a su novio y su trabajo en el Museo Arqueológico Nacional para volver a Santander, su ciudad natal, para rehacer su vida. Recomendada por la mujer de su primo entra a formar parte de la plantilla del MAC (Museo Arqueológico de Cantabria). Solo ella llegaría a saber que sus jefes, los hermanos del Castillo, podrían contarle de primera mano la historia de la humanidad mientras intentan descubrir que les permite ser prácticamente inmortales. Una vieja familia que guarda más intrigas en su seno de lo que parece.

Disponible en Amazon.es por 3 absolutamente bien gastados euros.

La saga de los longevos (La vieja familia)

Y también en Amazon.com

La saga de los longevos (La vieja familia) (Spanish Edition)